Nos encontramos a principios del mes de abril y el calor se hace notar, por este motivo plantemos realizar una ruta de agua para poder visitar las pozas o Gorgs del Torrent del Puig en la comarca de la Garrotxa.

La comarca de la Garrotxa tiene un paisaje muy variado que nos permite hacer ascensiones como pueden ser el Comanegra, Puigsacalm o el Bessagoda hasta rutas de agua para poder visitar la ermita de Sant Aniol o en esta ocasión recorrer el Torrent del Puig cerca de la población de Hostalets d’en Bas.

INICIO DEL RECORRIDO

Una vez hemos desayunado en Sant Estebe d’en Bas continuamos por la carretera C-153 que comunica esta población con Rupit para poder tomar un desvió a pocos minutos de la población por el lado derecho del vial. Pasada las primeras curvas tenemos que estar atentos para poder coger la carretera local que nos conduce a la población de Hostalets d’en Bas. Seguimos por esta carretera hasta ver un aparcamiento a pocos minutos justo al lado de una casa pairal en ruinas, aquí veremos un palo informativo de itinerario, debemos de seguir recto por el sendero dejando atrás la carretera local hasta llegar a una planicie detrás de una casa pairal pasado un pequeño torrente.

Desde el aparcamiento (GPS: 42.092782, 2.4596870) iniciamos a caminar por la pista forestal que nos permite adentrarnos en el bosque de la Sierra de Cabrera siguiendo el Torrent del Puig hasta su nacimiento. En este primer tramo contemplamos un paisaje rural de grandes cultivos por lo que es especialmente bonito en la primavera por el manto de flores.

Gorg dels Cristians

TORRENT DEL PUIG

Adentrados en el bosque nos encontramos con el primero de los gorgs a unos 2Km del aparcamiento, el Gorg de l’Ansat es un pequeño salto de agua con una piscina natural ideal para podernos dar el primer baño de la ruta. También es un buen sitio para hacer una foto de grupo por su increíble panorámica.

Continuamos subiendo por el afluente para poder llegar a nuestra segunda poza a pocos minutos de l’Ansat, el Gorg dels Cristians tiene un salto de agua deslizándose en roca de algo más de 1m con una piscina natural un poco más profunda que la anterior.

Gorg de l’Ansat

A partir de este punto hay que tener en cuenta que deberemos de pasar por varios tramos equipados con cuerdas para poder continuar, por lo que solo es apto para aquellas personas que estén acostumbradas a este tipo de itinerarios. Es importante ir con cuidado si ha llovido recientemente porque el terreno será bastante resbaladizo en zonas expuestas con alturas de más de 3 metros.

Finalmente llegamos al Salt de l’Olla, un impresionante salto de agua de más de diez metros de altura en una pared de roca vertical con una pequeña playa en forma de concha escondido en medio del bosque. Después de ver pequeños saltos de agua te sorprende ver este salto tan característico que es el reclamo principal para los excursionistas de la zona.

Salt de l’Olla

Dejaremos atrás el Salt de l’Olla para poder llegar a nuestro siguiente punto en el camino, en este caso recorreremos un pequeño tramo del antiguo camino romano de piedra que une las poblacioens de Vic y Olot con una distancia de algo más de 44 Km conocido como el Camí Ral de Vic a Olot.

COVA DELS BANDOLERS

Continuamos por el  Camí ral serpenteando por la sierra hasta llegar a la Font de les Marrades casi en el punto mas alto de la montaña, a pocos metros de donde nos encontramos se encuentra la Cova dels Bandolers.

Si subimos unos 300metros desde la fuenteveremos un palo informativo que nos indica la bifurcación que debemos de tomar para poder visitar la Cova dels Bandolers. En realidad se trata de un pasadizo natural de la ruta en una grieta de 1,50 mts de ancho de algo más de 30 mts de distancia. Es un pequeño recorrido circular que regresamos nuevamente al palo informativo para seguir por el camí ral hasta la casa rural que se encuentra en el punto más alto de la montaña.

Cova dels Bandolers

El regreso lo haremos por el lomo de la montaña atravesando el bosque en un descenso rápido que no representa ninguna dificultad hasta llegar nuevamente a los campos de conreo presidido por una casa idílica rural.