Recuerdo que la primera vez que me bañé en un rió fue cerca de casa, en esa época los niños y mayores nos bañábamos en los ríos sin preocuparnos por la contaminación que años más tarde sufrirían. Por suerte parece que esta situación ha ido mejorando estos últimos años con unas políticas de protección medioambientales más severas impulsadas por la unión europea, que en más de una ocasión nos ha afectado incluso a las personas que nos encanta disfrutar de la naturaleza como es el caso si estás leyendo este artículo.

El otro día hablando con un buen amigo de este asunto y teniendo en mente del caso más reciente con el cierre del itinerario de “els set gorgs o els gorgs de la Cabana” en la población de Campdevànol, le recomendé si tenía un poco de tiempo ir a visitar el Congost de Montrebei en el Montsec.

Es importante tener en cuenta que el itinerario propuesto no supone una dificultad teniendo en cuenta que vamos a acceder a unas escaleras en una pared vertical de 50m y 100m de altura. Solo tenemos una fuente a unos 500 metros del albergue de Montfalcó por lo que los días de mucho calor será necesario ir con bastante agua para no sufrir deshidratación. Una vez lleguemos al pantano de canelles nos podemos dar un baño y continuar el recorrido para poder visitar el congost de Motrebei. El regreso será por el mismo sendero con un ascenso de unos 600m de desnivel en unos 4km por lo que se puede acentuar la deshidratación si nos hemos quedado sin agua por falta de previsión.

Como llegar a Montrebei

Si pensamos en darnos un chapuzón durante una ruta corta sin duda uno de los sitios más recomendados para visitar es el Congost de Montrebei. Su acceso es posible por varias poblaciones como son al Sureste por el sendero que sale desde la Ermita de la Mare de Déu de la Pertusa en la población de Corçá. Este primer recorrido solo es recomendable para aquellas personas que están acostumbradas a realizar rutas de más de 20 km teniendo en cuenta que durante el recorrido no habrá ninguna fuente.

Si queremos visitar Montrebei con la familia y no queremos meternos por pistas forestales a costa de pagar unos 4€ en un parking durante todo el dia siempre es posible poderlo realizar desde la población de Puente de Montañana. El recorrido por este lado será de unos 10 km ida y vuelta pasando por varios puentes con unas bonitas vistas y un acceso fácil.

Tanto si vamos por Corçá como si vamos por Puente de Montañana tenemos la posibilidad de poder alquilar un Kayak o embarcación hasta el punto donde normalmente se suele bañar la gente que visita este lugar.

Otra opción buena para poder visitar el Congost de Montrebei es desde el Albergue de Montfalcó, hay que tener en cuenta que para poder llegar al punto de partida deberemos de recorrer unos 30 minutos por pistas forestales desde la población de Viacamp. El recorrido por el lado oeste del rio es de unos 9 km siendo muy característico por ser el último en ser habilitado con dos escaleras de maderas empotradas en paredes de piedra con alturas de 50m a 100m, antes de poder llegar al Puente de permite cruzar el lado aragonés al lado catalán.

Albergue de Montfalcó

Desde el albergue de Montfalcó podemos realizar varios itinerarios, en esta ocasión comentaré el más famosos que es al Congost de Montrebei pero también es posible poder realizar uno no tan conocido como es el poder visitar las Murallas de Finestres pasando por la cueva negra.

A pocos metros del albergue encontraremos un panel informativo del recorrido, este será nuestro punto de partida teniendo en cuenta que en esta ocasión la ruta no es circular.

A 500 metros del albergue siguiendo el sendero que tomamos desde el panel informativo encontraremos la fuente de Montfalcó siendo la única en todo el recorrido, es importante tenerlo en cuenta si se va con niños en un día muy caluroso. Continuamos bajando por el sendero por el medio de un bosque poco profundo bien señalizado con paneles informativos de su fauna y flora.

Las escaleras de Montfalcó

A unos 2 Km del inicio una vez hemos salido del bosque nos encontramos con las primeras escaleras de madera empotradas en una pared de roca que debemos de sortear. Mientras ascendemos por las escaleras se nos abre paso unas vistas panorámicas del “embassament de Canelles” con la sierra del Montsec justo en frente nuestro. Sin duda un sitio ideal para poder tomar unas bonitas fotos de este fantástico lugar.

Continuamos el recorrido después de haber subido por las escaleras para volver a bajar por la otra cara de la sierra hasta encontrarnos con las segundas escaleras de madera. Estas se encuentras a unos 600m de las primeras y sin duda son las que da popularidad al lugar al alzarse más de 100 metros por la pared de piedra. Sin duda será la diversión para los más valientes y todo un reto para las personas que sufren algún tipo de vértigo, en todo caso es totalmente seguro más allá de la impresión inicial.

Ahora ya nos encontramos a unos 500 metros del puente metálico que comunica el territorio aragonés con el catalán. Este recorrido fue inaugurado a principios del año 2014 siendo igual o más impresionante que el caminito del rei pero no siendo tan mediático.

El Congost de Montrebei

Una vez crucemos el puente podemos coger un pequeño sendero justo al lado del puente por el lado catalán que nos lleva a un pantalán que es utilizado por las empresas de kayak y embarcaciones para su embarco y desembarco. Este lugar es el sitio más recomendable para poderse dar un chapuzón si no molestamos.

Retomamos el itinerario después del baño bien merecido y continuamos nuestro recorrido por el camino que sigue en paralelo la orilla este del rio, ahora nos toca ascender para poder llegar al cruce del camino aragonés con el camino que viene desde la Ermita de la Mare de Déu de la Pertusa de Corçá. Pasado este punto los caminos se unifican para poder acceder al Congost de Montrebei.

Ya hemos llegado al último tramo del camino, este sin duda va a ser el más espectacular accediendo a la cara norte de la sierra del Montsec por un camino escavado en roca siguiendo el congost que comunica el lado norte y sur del pantano de canelles.

Un poco antes de finalizar el congost tendremos un pequeño tramo de cueva artificial que nos adentra de cómo sería si estuviéramos dentro de una mina. Aquí tendremos un pequeño balcón con bancos para refugiarnos del sol si nos apetece comer antes de regresar nuevamente al pantano para ir de nuevo al Albergue de Montfalcó.

GALERíA DE IMÁGENES